El bar de bocadillos en Atocha Madrid es perfecto si tenemos que hacer una parada entre dos trenes diferentes o vamos a coger un vuelo desde el aeropuerto de la ciudad, ya que en la estación de Atocha se encuentra el servicio Express de autobús al aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas. Situado frente la estación, a un paso del Museo Nacional de Arte Reina Sofía, Casa Luciano ofrece bocadillos y tapas y raciones típicas madrileñas a precios económicos para llenar el estómago mientras hacemos tiempo para coger un AVE o un tren de larga distancia.

Este bar de bocadillos en Atocha Madrid es especialmente conocido por sus bocatas de calamares. Este bocadillo es, junto al cocido madrileño, el plato más típico de la gastronomía de la ciudad y no podemos irnos de la capital de España sin probarlo. La clave está en usar calamares frescos y un pan de calidad, así como en la fritura. Es importante saber rebozar y tener un aceite limpio para que no quede demasiado grasiento y el sabor del calamar sea predominante.

Este bocadillo también se caracteriza por ser muy económico, por lo que se trata de un bocado ideal si buscamos algo rápido pero tradicional, en lugar de comer en fast food extranjeros.

En Casa Luciano no solo tenemos bocadillos de calamares sino que también somos conocidos por nuestro gran surtido de platos, tapas y raciones tradicionales. Si tienes algo más de tiempo, disfruta tranquilamente de la calidad y el sabor de nuestros platos. Cocina de siempre para hoy.