Hoy en día muchos turistas de todo el mundo se paran en nuestro bar de bocadillos en Atocha (Madrid) para probar nuestras diferentes especialidades. Si vienes a Madrid, tan importante como visitar el Museo del Prado o la Puerta de Alcalá, es no irse sin haber comido un clásico bocadillo de calamares, un sabroso bocata de tortilla con pimientos o un buen pepito de ternera.

Es cierto que en Madrid hay muchos bares especializados en bocadillos, pero no todos pueden presumir de llevar más de un siglo haciendo los mejores bocadillos de la ciudad. No es casualidad que desde 1904 cada día tantas personas confíen en nuestros productos. Esto es gracias a que sólo trabajamos con los mejores ingredientes y hacemos cada plato o bocadillo con el máximo mimo. Nuestros bocadillos ya son patrimonio de esta ciudad y son perfectos para el visitante, ya que los podrás degustar en nuestro local o también podrás llevártelos al lugar al que vayas sin tener que perder casi ni un minuto.

Somos conscientes de que esta ciudad ha cambiado mucho desde el primer día que abrimos nuestro bar de bocadillos en Atocha (Madrid) hasta el día de hoy. Por esa razón nos hemos adaptado a los nuevos tiempos sin perder la esencia de nuestro local ni la de nuestra manera de cocinar. 

Si quieres probar los mejores bocadillos de Madrid al mejor precio posible ven a visitarnos. En Casa Luciano tenemos más de 100 años de experiencia que tú notarás a cada bocado.