Entre las comidas caseras en Atocha (Madrid) que no puede faltar en ningún restaurante típico en el centro de la capital están los famosos huevos rotos o huevos estrellados, un clásico que en ciertas tabernas y bares no hace falta siquiera incluir en la carta para saber que te los pueden servir en cualquier momento.

Se trata de uno de los platos más populares de Casa Luciano, porque se comen en cualquier época del año, no pasan de moda, gustan a los más pequeños y por supuesto a los mayores. Da lo mismo que no llegues a fin de mes, como si no paran de crecer los ceros en tu cuenta corriente. A todo el mundo le gustan unos buenos huevos rotos, independientemente del acompañamiento que se le incorporen. Es cierto que pueden hacer simplemente a base de patata y huevo, pero también se le pueden añadir un montón de ingredientes como unas virutas de un buen jamón, quizá el más típico y también el más exquisito a nuestro entender, unas setas, uno trocitos de chistorra, foie hecho en la plancha o, para paladares más exigentes, trufa.

En nuestro restaurante de comidas caseras en Atocha (Madrid) como más nos gusta servirlo es con un buen jamón, ya que con el calor de los huevos y las patatas, empieza a sudar y se potencia todo su sabor. Hay miles de formas de preparar unos huevos rotos, pero una de las trucos que no puede faltar es que los huevos, al igual que las patatas hay que freírlos en aceite de oliva que esté caliente, que queden bien dorados en sus extremos y con la yema jugosa, de forma que al romperlos, se mezclen todos los ingredientes en una preparación tan sencilla como exquisita.